Endodoncia

Los tratamientos de endodoncia, tratamientos de conductos, o llamado comúnmente “matar el nervio” implican el tratamiento de las lesiones de la pulpa dental.

La pulpa dental contiene los nervios y vasos sanguíneos que ayudan al diente en su desarrollo.

Las lesiones de la pulpa ocurren cuando entran bacterias procedentes de caries dentales no tratadas, filtraciones de obturaciones “empastes” ya realizados, por traumatismos o incluso por enfermedades de las encías.

Equipamiento

El equipamiento correcto para realizar bien el trabajo es esencial para el éxito en nuestros tratamientos, y en la actualidad se requiere el uso del magnificación para poder alcanzar los estándares de calidad mínimos exigibles en un porcentaje alto de casos. En Platón estamos equipados con la tecnología más actual incluyendo, sistemas de radiografía digital y sistemas de instrumentación rotatoria mecánica, localizadores electrónicos de ápice, diferentes sistemas de obturación termoplástica, y equipos de ultrasonidos con puntas endodónticas y de cirugía apical.

¿En qué consiste en la endodoncia?

La endodoncia cambia el pronóstico  de los dientes que en muchos ocasiones deberían ser extraídos. Consiste en eliminar los tejidos dañados o infectados, posteriormente se limpian, desinfecta el conducto y se sella.

En Platón dental disponemos del equipamiento esencial y de los últimos avances tecnológicos como el, localizador apical, radiografía digital y el sistema mecanizado de endodoncia.Esto nos permite para poder realizar este tipo de tratamientos de forma predecible.

Es un tratamiento con tasas de éxito por encima del 90% a largo plazo.

¿Es un tratamiento doloroso?

El tratamiento de conductos se realiza bajo anestesia local, normalmente las molestias ocurren antes debido al problema que sufre el diente o también después del tratamiento, sin embargo nuestros especialistas recetan una medicación adecuada para contrarrestar estas molestias.

¿Qué síntomas indican la necesidad de una endodoncia?

Cada paciente puede tener una sintomatología distinta, sin embargo cuando hay una hipersensibilidad al calor al frio o la masticación o un dolor muy intenso pueden ser signo de problemas pulpares.

Sin embargo también pueden haber casos asintomáticos que no se detectan sin la realización de un examen clínico.